fases de aplicación
Al ser  este un campo en el que el tipo de ejecución y la fase de desarrollo suponen un porcentaje importantísimo de su eficacia, es conveniente llevar un control más estricto en las visitas a obra de la dirección facultativa, sobre todo, en la fase de ejecución de cerramientos, suelos flotantes e instalaciones comunitarias.
 
 

1.-       Planteamiento en Proyecto Básico, asumiendo la influencia de las soluciones en el diseño inicial, la viabilidad económica de la implantación de éstas, el conocimiento de la Normativa y el entorno de la parcela.                     
2.-       Soluciones constructivas reflejadas en Proyecto de Ejecución, comunes y particularizadas y sus fases de aplicación, justificación del cumplimiento de exigencias y pliego de condiciones.
3.-   Ejecución de vivienda piloto con las protecciones acústicas.
4.-   Ejecución del resto del edificio. Antes de entregarlo a los inquilinos, se debe certificar su calidad acústica mediante ensayos de aislamiento y transmisión de niveles sonoros por funcionamiento de las instalaciones.

1.- Proyecto Básico debe contener un apartado indicando la intención del cumplimiento del Documento. El problema es que ya en esta fase, muchas de las soluciones para cumplimiento de requisitos acústicos influyen en el diseño del edificio (localización de cajas de ascensor, espacios para instalaciones, alturas libres entre forjados, composición de fachadas, etc), por lo que habrá que desarrollarla más, sobre todo, en los casos de que puedan surgir cambios importantes para el posterior Proyecto de Ejecución. Sería un error que, no habiendo considerado las exigenciasdel DB-HR antes, se tuviera que realizar un Proyecto de Ejecución totalmente distinto al Básico.
2.- Proyecto de Ejecución con Capítulo propio destinado a la validación de soluciones, cálculos, datos de ensayos y relleno de ficha justificativa. Se recomienda, también, adjuntar planos de detalle y localización de soluciones acústicas, para que el constructor no tenga dudas de su aplicación.
Se hará mención a las condiciones de recepción y puesta en obra de materiales específicos, que formarán parte del Pliego de Condiciones.
3.- Dirección de obra, en la que deben constar los cambios realizados en las soluciones de Proyecto, con la conformidad del promotor, mediante una modificación puntual del Proyecto ó levantando actas, que luego se adjuntan a la documentación de fin de obra, reflejando lo realmente ejecutado.

Aunque los cálculos y soluciones en proyectos estén sobredimensionadas, sin contar con las tolerancias, no se deben aceptar modificaciones que rebajen las prestaciones acústicas. La sensibilidad social unida al precio actual del suelo en las ciudades de nuestro país, hacen que gran parte de los inquilinos de viviendas inicien pleitos contra los agentes intervinientes en caso de que las condiciones acústicas no sean las adecuadas. Ahora sí se dispone de herramientas válidas (ensayos in situ de verificación) que, de manera objetiva, van a dictaminar si determinada vivienda cumple los requerimientos.