ámbito de aplicación y novedades
El ámbito de aplicación es similar al de la NBE CA-88, refiriéndose a edificios públicos y privados de nueva planta, de uso residencial, sanitario, docente, administrativo, sociocultural, cuya construcción requiera de un Proyecto de Ejecución para otorgarle la correspondiente Licencia de Obras municipal
 
 

Se excluyen de estos usos:
a) los recintos ruidosos, que se regirán por su reglamentación específica, normalmente planteada en normativa municipal ó autonómica;
b) los edificios destinados a espectáculos (auditorios, teatros, cines), objeto de estudio especial, considerándose recintos de actividad respecto a recintos protegidos y a habitables colindantes.
c) las aulas y las salas de conferencias con volumen > 350 m3, objeto de estudio especial en cuanto a su diseño, y se considerarán recintos protegidos respecto de otros recintos y del exterior.
d) las obras de ampliación, modificación, reforma o rehabilitación, salvo cuando se trate de rehabilitación integral, siempre que esta no afecte a edificios protegidos por su catalogación, cuando el cumplimiento de las exigencias suponga alterar la configuración de su fachada, distribución o acabado interior, de modo incompatible con la conservación de dichos edificios.

La NBE-CA-88 únicamente se centraba en el aislamiento acústico. Ahora, además del ruido aéreo y de impacto, se incluye la regulación del ruido reverberante excesivo, que provoca, en muchos casos, baja inteligibilidad de la palabra. Además, se desarrollan con mayor profundidad las precauciones en instalaciones.
La NBE-CA 88 expresa las exigencias para ser comprobadas solo en laboratorio, no reflejándose en proyecto el comportamiento real de las soluciones constructivas. El DB-HR expresa las exigencias de aislamiento a ruido aéreo y a impacto mediante parámetros verificables en medición in situ.
El enfoque es que ahora se considera el conjunto de todos los elementos constructivos que conforman un recinto (cerramientos, forjados, fachadas y cubiertas) y no sólo el elemento físico de separación entre espacios.

Se puede decir que las principales novedades son :
Incremento de las exigencias de aislamiento a ruido aéreo (música, gritos, voces…) y a ruido de impacto (golpes, taconeos…) exigidas entre recintos.
.- Posibilidad de verificación del cumplimiento de exigencias mediante ensayos in situ.
.- Los requerimientos afectan a todos los elementos constructivos que conforman un recinto y no sólo al elemento físico de separación entre espacios, como venía sucediendo hasta ahora.
.- Se regulan las malas condiciones acústicas internas, cuantificando el tiempo de reverberación en determinados recintos.
.- Se introducen nuevas reglas constructivas para disminuir el ruido y vibraciones de las instalaciones